Expertos, se ponen en la piel de quienes quieren más información sobre el cuidado dermatológico y estético
05 agosto, 2019

Psicodermatología: la estrecha relación entre piel y psiquis en nuestra vida

Contenido de cortesia de: Dermamed Más Piel

Por Dr. Hernán Correa

Director Dermamed

La dermatología y la psiquiatría no sólo comparten un origen embriológico común de los órganos donde asientan, sino que además ambas se encuentran en la práctica clínica, donde hay una superposición de patologías. A esta área compartida se le está prestando cada vez más atención y es lo que se le ha dado en llamar psicodermatología

Actualmente hay suficiente evidencia en la literatura médica que un porcentaje significativo de las enfermedades de la piel son causadas, afectadas o determinadas por una patología psi quiátrica subyacente, el stress o eventos psicosociales. Por otro lado, condiciones cutáneas desfigurantes conllevan un impacto psicológico importante, con el consiguiente deterioro de la calidad de vida del paciente.

Esta estrecha relación fue certeramente delineada por los autores Medanship y Handler: “La piel es al mismo tiempo nuestra capa protectora y nuestra fachada exterior. Del mismo modo como los ojos son el espejo del alma, la piel refleja la personalidad psicosomática y su lucha con la vida, los conflictos y la tensión”.

Aun cuando es difícil separar de la patología dermatológica general los padecimientos con estrecha relación con el estado de bienestar mental, en un afán por facilitar su comprensión, los cuadros psicocutáneos se pueden dividir en 4 grupos:

1. Desórdenes primariamente dermatológicos con secuela psiquiátrica secundaria

Alopecia areata: Pérdida localizada de pelo, no cicatricial, deja la piel lisa. El cuero cabelludo es la localización más frecuente, pero también puede comprometer cejas, pes tañas, barba, vello corporal. Afecta por igual a hombres y mujeres, principalmente entre la tercera y quinta década. Ocasionalmente se da en niños.

Vitiligo: Consiste en una pérdida de pigmento de la piel, lo que se traduce en la aparición de manchas blancas de diferentes tamaños y que pueden estar en cualquier zona del cuerpo. Cuando están en zonas visibles como la cara y las manos pueden ser especialmente perturbadoras para el paciente, ya que resultan muy llamativas y despiertan la curiosidad de la gente. Hay una cantidad limitada de tratamientos, con efectividad variable y prácticamente no hay forma de detener o prevenir su avance.

2. Desórdenes dermatológicos con una asociación significativa con el stress

Urticaria y angioedema: La aparición repentina de ronchas que se acompañan de picazón y que van cambiando de lugar en cosa de horas es lo que define a la urticaria. Por otro lado, el angioedema es una hinchazón localizada que usualmente afecta a labios, párpados, palmas y que puede durar más de 24 horas antes de cambiar de lugar. En algunas oportunidades estas condiciones toman un curso crónico con gran afectación de la calidad de vida del paciente.

Psoriasis: Enfermedad de la piel muy conocida y al mismo tiempo muy temida. Afecta al 3% de la población y se caracteriza porque aparecen lesiones rojas que pueden estar cubiertas por escama blanca; se ubican en cualquier sitio de la superficie corporal, aunque lo más común es que comprometa cuero cabelludo, codos y rodillas. Tiene una evolución crónica y la meta de la terapia es mantener al paciente libre de lesiones la mayor parte del tiempo. Para este objetivo se cuenta con múltiples tratamientos, algunos de ellos de reciente desarrollo.

Dermatitis atópica: Condición que afecta principalmente a niños, que se caracteriza por una propensión a desarrollar focos de dermitis en distintas partes del cuerpo. Puede evolucionar o acompañarse de asma bronquial y rinitis alérgica, patologías que aparentemente responden al mismo patrón de reacción. Cuando se prolonga a la vida adulta se hace de muy difícil manejo y provoca un gran distress psicosocial.

Acné: Es una de las patologías cutáneas más comunes, de hecho afecta en algún momento a alrededor del 85% de las personas entre 14 y 24 años. La particularidad es que se presenta en la adolescencia, que es una etapa particularmente sensible de la vida en que la presentación personal adquiere gran importancia. Eso explica que, dependiendo de la severidad del cuadro y las características de personalidad del paciente, se presenten estados de ansiedad y deterioro de la imagen corporal con más frecuencia que en los adolescentes no afectados por esta condición.

3. Desórdenes siquiátricos primarios con secuela dermatológica secundaria

Desorden obsesivo compulsivo: Estado de ansiedad que se caracteriza por obsesiones y compulsiones recurrentes. Las obsesiones involucran temas de agresión, contaminación, religión, simetría o preocupaciones somáticas. Las compulsiones que afectan la piel varían en complejidad e incluyen actos simples como morderse o succionar los labios, a conductas más complejas como rituales de limpieza o lavados y lesiones auto infligidas.

Dentro del espectro de los desórdenes obsesivo compul-sivos se incluyen también las excoriaciones en lesiones de acné, el hábito de comerse las uñas y los trastornos relacionados con la imagen corporal.

Dismorfofobia: Define una preocupación excesiva por un defecto o imperfección en el aspecto físico que es percibida como mínima por el resto de la gente. Esto genera conductas repetitivas centradas en el cuidado excesivo o manipulación de la zona en cuestión.

Excoriaciones psicogénicas: Se refiere a las excoriaciones o erosiones causadas por el rascado o manipulación traumática repetida como respuesta a la picazón, u otra sensación cutánea, o la necesidad incontrolable de remover alguna irregularidad de la superficie de la piel. Normalmente son lesiones pequeñas, que coexisten con secuelas hipo o hiperpigmentadas en zonas al alcance de la mano.

Tricotilomanía: Clasificado como un descontrol del impulso, alude a la tracción reiterada del pelo que lleva a la aparición de zonas de alopecia, que se caracterizan porque mantienen pelos cortados cerca de la base. Es usual que ocurra durante estados de reposo como ver televisión o leer. A veces la tracción va precedida de la acción de enrollar en los dedos (frecuentemente en niñas de 5 a 12 años). También se observa en adolescentes con sintomatología depresiva.

Delusión de parasitosis: Es la creencia fija de estar in- fectado por un organismo vivo, a pesar de la ausencia de evidencia de la presencia del parásito. Se acompaña de síntomas como prurito o signos que sólo el paciente percibe, pudiendo llegar a ver parásitos donde el examinador sólo ve escamas de la piel.

Prurito: Esta sensación, comúnmente conocida como picazón, está presente en muchas patologías cutáneas o sistémicas como insuficiencia renal, hepática, trastornos hematológicos, tumores malignos. Es sabido que cualquiera sea su causa, se intensifica por stress emocional. En otras ocasiones éste puede ser el factor desencadenante, que actúa disminuyendo el umbral al pru- rito convirtiéndolo en un síntoma permanente.

Dermatitis facticia: Son lesiones que el paciente se infiere a sí mismo, muchas veces sin estar consciente del hecho. Pueden ser de distinta naturaleza e incluye excoriaciones, úlceras, aplicación de sustancias extrañas, quemaduras, etc.

4. Problemas cutáneos derivados del uso de la terapia medicamentosa en psiquiatría

Como ocurre con todos los medicamentos, los agentes psicotrópicos pueden causar reacciones en la piel. Debido a que la mayoría de estas reacciones son idiosincráticas, no es posible predecir su ocurrencia, sin embargo, el conocimiento del patrón de reacción asociado a determinados agentes permite un diagnóstico preciso y facilita la decisión terapéutica al médico tratante. También están los psicotrópicos que exacerban cuadros cutáneos, como el litio que agrava la psoriasis. En virtud de lo anterior, el médico dermatólogo deberá tener un enfoque integral del paciente, teniendo presente no sólo las lesiones cutáneas, sino que, de manera muy importante, prestar atención al impacto emocional o la vertiente psicológica del padecimiento que motivó la consulta. A partir de ahí tomará la decisión terapéutica que además podría incluir la derivación a un especialista en salud mental.

Más información en: www.dermamed.cl / @dermamedcentrodermatologico/ @Dermamedcentro

Por motivo de contingencia nacional y por factores externos, nuestros despachos se han visto afectados con un retraso en las entregas en una semana hábil aprox. Disculpe las molestias que esto puede ocasionar. Descartar